Powered by ProofFactor - Social Proof Notifications

Soluciona la Frustración

Mar 20, 2021

Quizás leas el título y te parezca imposible hacerlo, porque es probable que tardes horas y horas repitiendo todo al niño para que empiece a soltar sus primeras palabras y nada que logras resultados. Pero con los 3 pasos que voy a mostrarte hoy, no se te hará difícil dominar la frustración en ti y así poder estar listo para guiar efectivamente a tu infante.

Primero quiero empezar diciendo ¿Por qué nace la frustración en ti?

Nace porque estás queriendo lograr un objetivo fuera del alcance de una realidad.

Por ejemplo un bebe recién nacido no es posible que lo mantengas sentado en 90 grados ¿verdad?

Si tu buscas sentar al niño su cuerpo aún no está en el desarrollo adecuado para poderse mantener. Pero resulta que tú quieres que se siente. 

En este caso en particular te estás enfocando en tu deseo y no en la realidad de la situación que puede hacer posible o no ese deseo. 

Cuando no lo encuentras alcanzar y no tienes el conocimiento adecuado que aun el niño no está listo para sentarse nace en ti la FRUSTRACIÓN

Ahora bien en el desarrollo del lenguaje del niño pasa algo distinto “pensamos que porque son muy pequeño” no entiende lo que comunicamos  y nos limitamos en la retroalimentación constructiva. 

Esto como consecuencia marca en el niño falta de interacción lingüística continua que ayuda a ir construyendo lenguaje comprensivo y cuando esté realmente preparado empezarlo a usar en lo expresivo “Primeros sonidos del habla y palabras”

Cuando el niño se aproxima a los 2 años y el padre empieza a darse cuenta que el entorno más o menos de la edad del infante ya habla nace la preocupación. Es cuando el padre toma cartas en el asunto queriendo repetir todas las palabras, leyendo cuentos, cantando y exigiendo un lenguaje verbal en su chamaquito. 

Estas actividades generales puede que no te den resultados porque ya el niño se encuentra en una edad donde debería manejar más de 50 palabras y estar aventurando con primeras oraciones. 

Justo en ese momento cuando te das cuenta que nada está resultado nace en ti la frustración pero si analizamos el enfoque podemos notar que tu deseo es “que empiece hablar” eso te hace pasar por arriba de las necesidades de tu infante a lo que te lleva a seguir acumulando frustración en ti que lo trasladas a tu infante. 

¿Con esto que te quiero decir?

  • Es importante acompañar el desarrollo del lenguaje desde el nacimiento ya que en el desarrollo del niño se van alcanzando escalones continuos llamados “Hitos”
  • Enfocarte en la necesidad del niño observando de cerca las dificultades
  • Ofrecer actividades aptas para su desarrollo 

Ahora bien quiero compartirte 3 pasos para eliminar la frustración cuando el niño no hable 

  1. Conecta con el niño desde su interés para lograr resultados progresivos expresivos en el/ella
  2. Evita iniciar con palabras complejas para su nivel ejemplo “rojo, rosado, cocodrilo” estas palabras marcan desinterés de su parte 
  3. Diviértete en el proceso desde la empatía llevando un plan de estimulación adaptado a la necesidad 

Llegó el momento de practicarlo desde casa 

 

¡Manos a la Obra!   Voy a ti  💪🏻

Andreina Ocariz, La Encantadora De Niños

CEO De Familia A Bordo.

@laencantadoradeninos

Email: [email protected]